Descubierto el dinosaurio terrestre más pesado del mundo (Dreadnoughtus schrani)

Un equipo estadounidense-argentino de científicos ha descubierto una nueva especie de dinosaurio gigante en la Patagonia. Se trata de un ejemplar de saurópodo de 26 metros de largo y con un peso de, aproximadamente, 59.300 kg en el momento de su muerte. Lo han denominado Dreadnoughtus schrani –que significa textualmente “que no teme a nada”– y es el animal terrestre más grande del que se han encontrado restos suficientes para calcular su masa corporal.

Representación en 3D del Dreadnoughtus schrani, un dinosaurio herbívoro que probablemente pasó gran parte de su vida comiendo grandes cantidades de plantas para mantener su enorme tamaño corporal. / Mark A. Klingler, Museo Carnegie de Historia Natural.
Representación en 3D del Dreadnoughtus schrani, un dinosaurio herbívoro que probablemente pasó gran parte de su vida comiendo grandes cantidades de plantas para mantener su enorme tamaño corporal. / Mark A. Klingler, Museo Carnegie de Historia Natural.

Científicos de varios centros de investigación argentinos y estadounidenses han descubierto y descrito –en un artículo que publica la revista Scientific Reports, del grupo Nature (http://www.nature.com/srep/2014/140904/srep06196/pdf/srep06196.pdf) – una nueva especie gigante de dinosaurio, con el esqueleto más completo que se ha encontrado de su tipo. Con sus 26 metros de largo y un peso de aproximadamente 59.300 kg en vida, el Dreadnoughtus schrani es el animal terrestre más grande del que se puede calcular la masa corporal. “El aspecto más importante de este descubrimiento es la integridad del esqueleto, que no tiene precedentes en los saurópodos gigantes. Encontramos 100 tipos de huesos de Dreadnoughtus schrani, de los aproximadamente 142 tipos que habrían tenido. Antes de conocer este ejemplar, el titanosaurio gigante más completo conocido era Futalognkosaurus dukei, representado por el 26,8% de los tipos de huesos de su esqueleto (excluyendo el cráneo)”, declara Kenneth Lacovara, profesor adjunto de la Universidad de Drexel en Filadelfia (EE UU), que fue el que descubrió el esqueleto fósil en el sur de la Patagonia en Argentina, y dirigió al equipo de excavación y análisis. Su esqueleto está excepcionalmente completo, con más del 70% de sus huesos, incluida la cabeza. Es el más completo de todos los dinosaurios titanosaurios gigantes descubiertos –a los anteriores se los conocía solo por restos relativamente fragmentados–. Dreadnoughtus ofrece una visión sin precedentes de la anatomía y biomecánica de los animales más grandes que han caminado alguna vez sobre la tierra. “Dreadnoughtus schrani era asombrosamente enorme”, explica Lacovara. “Pesaba igual que una docena de elefantes africanos o más de siete Tyrannosaurus rex. Sorprendentemente, la evidencia esquelética muestra que cuando este espécimen de 59 toneladas murió, no había terminado de crecer. Es, con mucho, el mejor ejemplo que tenemos de cualquiera de las criaturas más gigantes que alguna vez hayan caminado sobre la tierra”. El nuevo dinosaurio pertenece a un grupo grande de herbívoros conocidos como titanosaurios. El fósil fue desenterrado a lo largo de cuatro temporadas de campo desde el 2005 y hasta el 2009 por Lacovara y un equipo del Centro Nacional Patagónico en Chubut (Argentina) y estudiantes y técnicos de la Universidad de Drexel y el Laboratorio de Paleovertebrados de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco.

“Este  dinosaurio posee una cola inmensamente poderosa y es uno de los animales fósiles más interesantes e informativos con los que me he encontrado”, asegura Lucio M. Ibiricu, científico del Centro Nacional Patagónico CENPAT–CONICET que es coautor del trabajo.

Los más de cien elementos del esqueleto de Dreadnoughtus hallados incluyen la mayoría de las vértebras de la cola de 8,7 metros de largo, una vértebra del cuello con un diámetro de más de un metro, la escápula, numerosas costillas, dedos del pie, una garra, una pequeña sección de la mandíbula y un único diente. Lo más importante para calcular la masa del animal ha sido hallar casi todos los huesos de las extremidades posteriores y anteriores, incluido un fémur de más de 1,91 metros  de altura y un húmero. Los científicos también encontraron en el mismo yacimiento a otro individuo más pequeño con un esqueleto menos completo.

Un dinosaurio que no le temía a nada

Dreadnoughtus adulto probablemente era demasiado grande como para temerle a ningún depredador.

“Con un cuerpo del tamaño de una casa, el peso de una manada de elefantes y una cola como  arma, Dreadnoughtus no le tendría miedo a nada”, según Lacovara. “Su nombre evoca –continúa– a una clase de buques de guerra de principios de siglo XX llamados acorazados (dreadnought o “no teme a nada” en inglés) que eran enormes, acorazados y virtualmente impenetrables”.

“Creo que es el momento de que les den una merecida posición a los herbívoros por ser las criaturas más fuertes en su ambiente”, dijo. El nombre de la especie “schrani” lo escogieron en honor al empresario estadounidense Adam Schran, que apoyó la investigación.

Obsesionado por comer Para crecer hasta el tamaño de Dreadnoughtus, un dinosaurio tendría que ingerir cantidades masivas de plantas. “Imagine tener como obsesión solo comer,” señala el científico, describiendo el estilo de vida de esta especie que vivió hace aproximadamente 77 millones de años en un bosque templado en el extremo sur de Sudamérica. “Cada día trataba de consumir suficientes calorías como para nutrir su cuerpo del tamaño de una casa. Me imagino que su día a día consistía en gran medida en estar de pie en un solo lugar”, enfatiza el investigador. La naturaleza completa y articulada de los esqueletos descubiertos indica que estos individuos fueron enterrados en los sedimentos antes de que sus cuerpos se descompusieran por completo. “Estos dos animales fueron enterrados rápidamente después de que un río se inundara y rompiera su dique natural, convirtiendo el suelo en arenas movedizas. El soterramiento rápido y profundo explica que esten tan extraordinariamente completos. Su desdicha fue nuestra suerte”, concluye Lacovara.

Métodos para calcular su peso exacto

Kenneth Lacovara con la tibia derecha de Dreadnoughtus. / Kenneth Lacovara.
Kenneth Lacovara con la tibia derecha de Dreadnoughtus. / Kenneth Lacovara.

El patrón clave para calcular la masa de los cuadrúpedos –animales de cuatro patas– se basa en las medidas tomadas del fémur y del húmero. Como el espécimen Dreadnoughtus incluye ambos huesos, su peso se puede estimar con confianza. Antes de la descripción de este animal de 59 toneladas, otro gigante de la Patagonia, el dinosaurio Elaltitan tenía el título del dinosaurio con el mayor peso calculable –con 42,8 toneladas–. “Los titanosaurios son un grupo extraordinario de dinosaurios, con especies desde el peso de una vaca hasta el de un cachalote o más. Pero los titanosaurios más grandes suponían un misterio para los científicos porque, en la mayoría de los casos, sus fósiles están muy incompletos”, añade Matthew Lamanna, coautor y paleontólogo del Museo Carnegie de Historia Natural en los EE UU. Por ejemplo, el famoso Argentinosaurus podría haber tenido una masa corporal mayor que la de Dreadnoughtus, pero solo se han hallado media docena de vértebras provenientes de la mitad de su espalda, un hueso de la pata inferior y algunas otras pocas piezas fragmentadas; dado que el espécimen carece de huesos de las extremidades superiores, no existe ningún método fiable para calcular una masa.

Comparación de tamaño y peso de Dreadnoughtus. Revista Nature.
Comparación de tamaño y peso de Dreadnoughtus. Revista Nature.

Dreadnoughtus ofrece una visión sin precedentes de la anatomía y biomecánica de los animales más grandes que han caminado nunca sobre la tierra Pesaba igual que una docena de elefantes africanos o más de siete Tyrannosaurus rex Dreadnoughtus adulto probablemente era demasiado grande como para temerle a ningún depredador “Creo que es el momento de que les den una merecida posición a los herbívoros por ser las criaturas más  fuertes en su ambiente”, apunta Lacovara

Referencia bibliográfica:

Kenneth J. Lacovara et al. “A Gigantic, Exceptionally CompleteTitanosaurian Sauropod Dinosaur fromSouthern Patagonia, Argentina” Scientific Reports http://dx.doi.org/10.1038/srep06196 Articulo Original: http://www.agenciasinc.es/Noticias/Descubierto-el-dinosaurio-terrestre-mas-pesado-del-mundo

El Primer Dinosaurio Venezolano

X Carnaval de Geología

“Esta publicación participa en el X Carnaval de Geología alojado por Biblioteca de Investigaciones

Un grupo de paleontólogos de Suiza y del Reino Unido ha descubierto una nueva especie de dinosaurio herbívoro que vivió en lo que hoy es Venezuela durante el Jurásico, hace aproximadamente 200 millones de años lo cual lo hace el primer dinosaurio venezolano. El dinosaurio recién descubierto, denominado ‘Laquintasaura venezuelae’, pertenece al orden de los Ornitisquios, conocidos como los dinosaurios de cadera de ave, que incluye especies como el ‘Stegosaurus’ y el ‘Iguanodon’. Se trata del primer dinosaurio hallado en el norte de América del Sur. Hasta ahora los paleontólogos habían considerado que la región nunca fue habitada por dinosaurios, ya que estaba rodeada de grandes desiertos. Los fósiles de al menos cuatro especímenes fueron recuperados en la Formación La Quinta, en los Andes venezolanos. La especie era del tamaño de un perro pequeño, de un metro de longitud, y caminaba sobre dos patas traseras.

Laquintasaura venezuelae, se muestran vertebras y parte del fémur
Laquintasaura venezuelae, se muestran vertebras y parte del fémur

“Laquintasaura venezuelae” vivió en pequeños grupos, lo que indica conducta social en esa especie. Los científicos creen que estos dinosaurios eran principalmente herbívoros, pero se observan puntas largas y curvas en algunos dientes, algo que sugiere que probablemente se alimentaran también de insectos. “Es fascinante e inesperado descubrir que vivían en manadas”, dijo el científico Paul Barrett, del Museo de Historia Natural de Londres, Reino Unido, el primer autor de un artículo al respecto publicado en la revista “Proceedings of the Royal Society B”. Por su parte, el profesor Marcelo Sánchez-Villagra, de la Universidad de Zürich, afirmó que “la historia temprana de los dinosaurios de cadera de ave es todavía muy irregular, ya que hasta el momento se han encontrado muy pocos”.

DinosaurioVenezolano2

“Esta especie tiene un papel fundamental en nuestra comprensión de la evolución, no solo de este grupo, sino de los dinosaurios en general”, concluyó.

Elcriollosaurio

Para tener acceso a la publicación original: http://rspb.royalsocietypublishing.org/content/281/1791/20141147

Geología de la Fm. La Quinta

laquinta

La Formación La Quinta consta de tres intervalos en su sección tipo: uno inferior, compuesto por una capa de toba vítrea de color violáceo, de aproximadamente 150 m de espesor; uno medio, consistente de una secuencia interestratificada de toba, arenisca gruesa y conglomerática, limolita y algunas capas delgadas de caliza, de color verde, blanquesino, gris o violáceo (espesor aproximado: 840 m); y un intervalo superior, formado por limolita y arenisca, intercaladas con algún material tobáceo, de color rojo ladrillo y marrón chocolate, de aproximadamente 620 m de espesor. La cantidad de rocas piroclásticas en la Formación La Quinta, decrece de suroeste a noreste en los andes de Mérida; en el estado Trujillo, En la sierra de Perijá,  la Formación La Quinta en la quebrada La Ge, donde se divide en tres intervalos: uno inferior (700-800 m, aproximadamente la mitad de la secuencia total), consistente de arcosa marrón a roja oscura, fina a mediana, con pocas intercalaciones volcánicas, y la cual contiene fragmentos vegetales y de carbón; una zona de transición (aproxidamente 100 m), la cual se compone de capas de basalto-andesita (a más de 20 m de espesor), conglomerado tobáceo, y arcosa verde, mediana a gruesa, con intercalaciones de arcosa marrón a rojo oscuro, y lutita roja a negra (rara vez verde) fosilíferas; y un intervalo superior (700-800 m), con rocas de grano más grueso (localmente conglomerado de cantos), consistente principalmente de arcosa roja oscura a marrón oscura, de grano grueso, y capas finas de ceniza félsica roja a rosada. El contenido de rocas volcánicas decrece de norte (donde predominan en la formación) a sur (hasta menos de la tercera parte del total). En base en las estructuras sedimentarias, litología y distribución de las rocas piroclásticas, se puede postular que la secuencia de limolitas de la formación La Quinta, se originó en una planicie aluvial. En los intervalos inferior y medio, la presencia de toba y conglomerado, indica levantamiento tectónico, un aumento en el gradiente, y una deposición de sedimentos mixtos (gruesos y finos), bajo un clima árido o semiárido. El cambio de color entre el intervalo medio (verde, gris, violeta) y el superior (marrón chocolate), se debe a la abundancia de toba en el primero. Se ha postulado que la deposición de lavas, desorganizó el drenaje y produjo condiciones de laguna o pantano locales, en las cuales existían condiciones reductoras y una deposición local calcárea. Cuando cesó la actividad volcánica, se restableció el drenaje y se depositó la secuencia de capas rojas superiores. Autores han informado sobre ocurrencias de mineralizaciones de cobre (azurita. malaquita, cuprita, crisocola y, posiblemente, antlerita) en la zona de Seboruco, estado Táchira, asociadas con la Formación La Quinta.

error: Este contenido está protegido.